Descripción:
Los frutos secos se denominan así porque en su composición natural tienen menos de un 50% de agua.
Son alimentos que aportan mucha energía a nuestro cuerpo, además son ricos en grasas, en proteínas, así como en oligoelementos. Según el tipo de fruto seco, también pueden aportar buenas cantidades de vitaminas (sobre todo del grupo B) o ácidos grasos omega 3 (poliinsaturados).
Se suelen emplear mucho en ensaladas, aperitivos, postres y en la elaboración de gran cantidad de alimentos.

Grupos:

Se pueden distinguir dos grandes grupos de frutos secos:

  • los que vienen rodeados por una cáscara dura, como almendra, avellana, nuez  y pistacho.
  • los provenientes de frutas desecadas, como uvas pasas, ciruelas desecadas, orejones albaricoque, dátiles, etc.

Los frutos secos de cáscara dura más conocidos son: Almendras, Anacardos, Avellanas, Cacahuetes, Castañas, Nueces de Brasil, Nueces de Macadamia, Nueces, Nueces Pecanas, Piñones, Pistachos,..

Loas frutas desecadas más conocidas son: Ciruelas Pasas, Dátiles, Higos Secos, Orejones Albaricoque, Pasas Uva